Seleccionar el equipo y herramientas puede garantizar el éxito de una maniobra. Además, reduce el riesgo de todo tipo de accidentes. Es sumamente importante que conozcas los diferentes tipos de equipos, su uso, limitantes y capacidades.


Hay equipos de alta calidad, si se encuentra dentro de tu presupuesto, no es solo una opción, sino una necesidad.  Estos duran más tiempo y finalmente serán una inversión.


La segunda parte fundamental es considerar la temperatura de trabajo. Si tus equipos no se encuentran en un ambiente correcto, es decir, son expuestos a temperaturas de más de 315°C, pueden dañarse. Determina primeramente las temperaturas con las que se trabajará y proporciona una recomendación al proveedor.


Finalmente toma en cuenta el límite de la carga, es decir, el peso máximo que puede soportar cada equipo.


Para conocer más al respecto, te invitamos a contactar a Grúas García. Estamos a tu servicio.